Remember every new beginning is some beginning’s end…

Gestión del cambio.

  A manera de ejemplo, doy a conocer el cambio más difícil de mi vida y la manera como lo pude afrontar.En agosto de 2007 me detectaron hidrocefalia por lo cual tuve que ser intervenida en dos ocasiones, siendo la segunda en octubre del mismo año y simplemente apartir de esos dos eventos nunca volví a ser la misma puesto que apartir de eso:

 ·         Tengo una persepctiva sumamente diferente de las cosas y valoro cada una por más pequeña que pueda parecer.
 ·         Me enfrento a la vida de una forma muy diferente puesto que trato de ya no enojarme y no perder el tiempo en tonterías que antes me afectaban
 ·         Mis intereses cambiaron enormemente puesto que ahora soy mucho más humana.
 ·          Cambié de círculo de amigos y dedico más tiempo a mi familia y a mí misma.
·        
Soy más expresiva, no me guardo sentimientos.
·        
Acepté mi nuevo look

Realmente todos estos cambios los hice porque me di cuenta que nadie tiene la vida comprada y que debemos aprovechar al máximo cada una de las situaciones que se nos presentan. Entonces comprendí que la situación más que una pesadilla, fue muy enriquecedora porque aprendí demasiado y a decir verdad, los cambios vinieron solos, ya que con la experiencia me bastó para comprender que eso era un aviso y que esos cambios eran inminentes en mi vida. Cabe decirse que ninguno de estos cambios me costaron trabajo puesto que estaba totalmente consciente de cada uno de estos, teniendo siempre en mente que eso era lo que yo necesitaba para lograr la verdadera felicidad.

La única estrategia que yo recuerde que usé fue la de nunca verme a mi misma como deprimida o débil. Tampoco miré al pasado y me pregunté ¿por qué a mi? , porque yo sabía que de nada serviría lamentarme; entonces, sólo imaginaba la vida que me esperaba afuera para mí como yo realmente la deseaba y no como lo que otros querían imponer en mí. Una cosa importante es que jamás me pregunté sobre el ¿qué hubiera pasado?  y el miedo simplemente no era una opción.
En conclusion, esta podría ser una situacion de la cual no me debería sentir orgullosa, sin embargo ahora la aprecio y la veo como una oportunidad de ver la vida de otro modo , de modificarla y disfrutarla al máximo; fue sin lugar a dudas una lección que no todo mundo tiene la oportunidad de vivir.

Los cambios fueron difíciles de enfrentar y siendo sincera, hay días en los que me cuesta trabajo dejar ir puesto que cualquier cambio lleva tiempo y muchas veces tengo la necesidad de conocerme de nuevo a mi misma sin embargo no me arrepiento de nada.